Marx y Engels frente al comunismo sexual – Gabriel Andrade / Filosofía en la Red

Verdades Ofenden

 El comunismo, contrario a lo que a veces supone la gente, no empezó con Marx. Es, de hecho, una idea bastante antigua. Hubo en la antigua Grecia fantasías utópicas sobre comunidades sin propiedad privada. Pero, a la par, hubo desde un inicio también, muchas críticas y temores a los intentos por establecer el comunismo.

            Uno de esos temores era que, así como los comunistas exigirían que todas las propiedades se compartiesen, también requerirían que ninguna mujer fusese de ningún hombre en particular. El comunismo, se temía, se extendería al sexo. Aristófanes se mofaba de esto enLa asamblea de las mujeres, al retratar a una sociedad en la cual se impone un comunismo sexual, con resultados estrepitosos.
            Estos miedos no estaban tan infundados. Platón había propuesto un comunismo sexual entre la clase de guardianes de su ciudad ideal. Y, desde entonces, un considerable número de autores…

Ver la entrada original 1.414 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s